martes, 8 de julio de 2014

Presentación del taller de poesía de Domingo de Ramos



Dieron inicio las actividades de julio en el IRPB con un recital de poesía que estuvo a cargo de los integrantes del Segundo Taller de Poesía dirigido por Domingo de Ramos.

El último viernes, por cerca de dos horas, ocho poetas (siete en realidad, ya que hubo narrador disfrazado de vate que leyó dos de sus cuentos) pasaron por el auditorio del instituto. La presentación alternó las evocaciones y las semblanzas del taller con la declamación de versos, algunos escritos durante el taller, otros incluidos en sus los libros ya publicados por los poetas.

“¿Por qué escribir poesía?”, se preguntó el último de los poetas tras su presentación, e intentó responderse, pero la pregunta quedó flotando en el aire. Para protestar, para rebelarse, alcanzó a decir. Ese parecía ser el emblema del parnaso: la rebelión estaba presente, con firmeza o sutilmente, en cada uno de sus versos.

Para condensar estas ideas, Domingo irrumpió en el escenario (vale decir que irrumpió, porque con todo el ajetreo, se olvidaron de invitarlo), y añadió: “El hombre nunca está de acuerdo con nada, el hombre nunca está de acuerdo con todo”. ¿Qué queda del hombre entonces? ¿De qué está hecho cuando se retira todo lo demás?: “El hombre es un animal de imposibilidades”. Fin de la noche.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada